yabrembre

09 mayo, 2006

Tubos neumáticos

Me fascinan los sistemas de “Correo Neumático”. Esas redes de mensajería compuestas de tubos de aire comprimido y cápsulas herméticas que atraviesan ciudades como Londres, París, Dublín, Marsella o Hamburgo. Son tan “retrotech”, “Steampunk”. Son como una versión analógica de Internet nacido en el siglo XIX. Paquetes, routers, spam, mensajes, redes, congestión, tiempo real, teléfono más internet… Todos los conceptos estaban ahí. En formato analógico. Fascinante.

Entrada completa en Grancomo.

Acabo de leer este texto que he encontrado vía menéame y he flipado. No tenía ni la más remota idea de que el correo neumático existiera realmente. Y más aún que se siguiera utilizando. Yo pensaba que sólo existía en pelis como El 5º elemento.

Albert_Robida_-_The_Twentieth_Century_-_Pneumatic_Tube_Train
Imagen de la Wikipedia.

Si lees un poco la Wikipedia te quedas loco del todo porque hubo varios intentos para utilizar este sistema como transporte de pasajeros. Resumiendo mucho:
  • 1812. Un tal George Medhurst lo propone por primera vez.
  • 1845. Se intenta construir un tubo sobre la vía del tren que une Londres y Croydon pero fracasa.
  • 1861. Construyen un sistema que, aunque está pensado para mercancías, es capaz de transportar una persona.
  • 1865. Empiezan a construir uno que cruza el Támesis por debajo pero pronto paran las obras por falta de dinero.
  • 1869. Se construye en secreto una línea de 318 pies en Nueva York que poco después es clausurada al no poder expandirse. Se iba a construir la red del actual metro.
Hasta el MIT hizo sus investigaciones al respecto por la esa época presentando un proyecto que uniría las dos costas estadounidenses a una velocidad de 630 km/h. Sin embargo, era demasiado caro.

Hoy en día se sigue utilizando esta tecnología para la comunicación interna de instituciones relativamente pequeñas como hospitales o grandes almacenes.

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal