yabrembre

08 marzo, 2006

Reflexiones de las 7:00 am

Las autoridades yabrembianas avisan: este post mata neuronas.

Dispongo de Internet desde hace ocho o nueve años (¡gracias Papá!). Después de pasarme un año buscando porno como un loco, cosas que pasan cuando tienes 16 años, me di cuenta de lo que tenía delante de mis narices. Empecé a aprender cositas poco a poco. Que si el ordenador no sólo sirve para jugar, que si ahora aprendo a tunear mi win95, que si pascal, que si mandrake 6.0, que si suspendo, me quitan el PC y yo aprendo como mearme en la contraseña de la bios ... Nada fuera de lo normal yo creo.

Más tarde, me volví perezoso y dejé de empollarme todo lo que pillaba para simplemente leer. Leía sobre de cosas que ni siquiera sabía que existieran. ¡Hasta dejé de ver la tele! Hoy en día, sigo haciéndolo y me encanta. Bueno, ahora si que veo tele, pero la tele que yo quiero. Con el tiempo y gracias a los agregadores mis lecturas aumentaron muchísimo en muy poco tiempo. Me di cuenta que se me iba de las manos. Poco a poco fui afinando la lista (en realidad creo que es algo que no dejará nunca de variar).

Cuando empecé a escribir este blog mis intenciones respecto a los contenidos las tenía claras: decidí escribir plasmar lo que me llamara la atención durante mis lecturas.

Ya sé que seis meses no es nada, la mortalidad infantil en la blogocosa es enorme. Pero ha sido tiempo suficiente para darme cuenta de algo: hay días en los que me paso varias horas leyendo sin que me apetezca comentar nada y otros en los que en media hora cubro el cupo diario con creces.

¿Qué cojones pasa? Los días chungos, ¿yo no estoy inspirado? ¿O es la blogocosa? ¿Será esto lo que llaman sobre-información? ¿Será el café? ¿Me hago mayor?

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal