yabrembre

30 diciembre, 2005

Un poquito de criptografía.

Está claro que la seguridad informática deja mucho que desear. La culpa, casi siempre, suele ser nuestra y no de las máquinas. Aunque también es verdad que hoy por hoy el único sistema libre de intrusiones es aquel que está apagado (aquí los amantes de la ingeniería social me dirían que siempre podrías engañar a alguien para que lo encienda ;-)



¿A qué viene todo este rollo? Pues a que resulta que me acabo de enterar en Kriptópolis que el único sistema de cifrado que, desde el punto de vista de la teoría de la información, es invulnerable lo usaban el Ché y Castro en sus comunicaciones allá por 1967. Se trata de la libreta de un solo uso.

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal