yabrembre

15 octubre, 2006

Vuelo 5390

El vuelo 5390 de British Airways era un BAC 1-11 que despegaría desde Birmingham, Inglaterra con destino a Málaga, España el 10 de junio de 1990. A bordo se encontraban 87 personas incluyendo una tripulación de 6. El capitán Tim Lancaster y el primer oficial Alistair Atchison comandan la aeronave.

A las 7:20, hora local, el 1-11 despegó de Birmingham. 13 minutos después de despegar; el vuelo 5390 alcanzó los 17,300 pies. Ambos pilotos se relajaron. Lancaster se desabrochó el cinturón de seguridad.


111

El servicio de comida comenzaba cuando el parabrisas del lado del capitán se desprende. Ocurre una descompresión explosiva que succiona al capitán y lo deja atorado en el agujero de la cabina de mando.

Dos miembros de la tripulación sostienen a Lancaster. Mientras, Atchison debe volar el avión solo. Le informa al control de tráfico aéreo de la situación.

Atchison decide aterrizar en Gatwick pero la torre le dice que lo haga en Southampton, que está más cerca. El primer oficial logra aterrizar el avión con éxito en Southampton. Increíblemente, Lancaster sobrevive al igual que todos los pasajeros.

En la investigación posterior se descubre que el personal de mantenimiento colocó el parabrisas siniestrado con tornillos un número más pequeños de los que requiere un BAC 1-11.

Historia casi copypasteada de la Wikipedia.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal