yabrembre

20 diciembre, 2005

Yo no quería...

¡¡Pero cuanto hijo de puta hay suelto por el mundo!! (Con todos mis respetos hacia las prostitutas. Es sólo una expresión).

Los cabrones que asesinaron a una sintecho dándole una paliza y prendiéndole fuego el jueves pasado alegan que "se les fue de las manos" y que "no querían hacer tanto daño como hicieron".

¡¡Hay que joderse!! Entran dos chavales a un cajero y le pegan una paliza a una pobre mujer que, después de batallar un rato, consigue echarlos y cerrar el pestillo. Tres horas después vuelven con una garrafa de disolvente que habían robado en una obra y un colega que engaña a la señora para que abra la puerta. Entran los tres y después de darle caña otro rato le prenden fuego. ¡¡Y DICEN QUE SE LES FUE DE LAS MANOS!!

Como decía alguien: pero sin acritud, ¡eh!


Actualización (22-12-05): Leo en El Mundo: "Podríamos estar hablando de un homicidio imprudente por un acto de negligencia, no de un asesinato, y además con una responsabilidad de quien abandonó al alcance de cualquiera un líquido inflamable sin advertencia alguna". Juan Antonio del Moral, abogado defensor.

Si es que la culpa es de los padres que las visten como putas.

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal