yabrembre

13 octubre, 2005

Internet: esa cosa maligna

Me ha gustado mucho este artículo en Consumer. Pocas veces puedes ver a los medios sin tratar a Internet como esa cosa maligna en la que sólo hay pornografía, pederastas y malvados hackers que te roban hasta la tinta de la impresora. Vale, reconozco que últimamente la cosa parece que empieza a cambiar pero yo sigo hartándome a escucharlo.

Aquí se trata el tema de las relaciones remotas (chats, sms, ...). Lo que más me ha gustado es que deja bien clarito que, cito, las patologías que la Red evidencia son preexistentes. Vamos, que Internet no vuelve a nadie autista, si alguien tiene problemas para con las relaciones sociales, Internet puede ponerlo de manifiesto. Pero no es al causa.

Es como el caso del chico aquel que mató a sus padres y a su hermana con una katana. Todo el mundo empezó que si se había vuelto loco jugando al rol o al Final Fantasy o no sé que. Ese chico estaba como una puta cabra. Si en vez jugar al Final Fantasy hubiera visto Mary Poppins les habría metido a sus padres sendos paraguas por el culo. La culpa no la tuvo ni Internet, ni el rol, ni los videojuegos ni nadie excepto él (o su enfermedad mental).

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal