yabrembre

20 abril, 2007

La primera en la frente

Para empezar esta nueva época os voy a relatar como ha sido mi experiencia para darme de alta en ONO.

Esta mañana bien prontito, a eso de las 09:00, aparece el técnico -router en mano- preguntando:
- ¿Dónde lo enchufo?
Yo, con los ojos llenos de legañas, y controlando mi mal genio matutino previo al café respondo:
- Los anteriores inquilinos también tenían ONO y el cable está en el salón así que tú mismo...
El hombre enchufa el router hace una llamada y se dispone a irse:
- Hasta luego
- ¡Che! ¿Cómo que "hasta luego"? Que tú no te escapas. Los papeles del camión... digo de la conexión. ¡Y la contraseña del router!
- No, es que verás, las rocas metamórficas denominadas comunmente cornuvianitas... En el CD lo tienes todo...
- ¿No tienes ni puta idea, verdad?
Total, que se lava las manos y se pira :(

Después de un rato configurando el router y los siempre necesarios golpecitos, consigo conectar el PC al router pero no consigo salir a Internet. Ha llamar toca. Un 902, por cierto.

Otro rato escuchando tonterías de tipo has reiniciado la tostadora a ver si funciona pregunto:
- ¿Seguro que me han dado de alta? Igual eso tarda y estoy volviéndome tonto pa ná.
- Sí, sí, sí. Tiene línea. ¿Le mando un técnico? Pero le va a cobrar.
- Déjalo guapa. Muchas gracias y hasta dentro de un rato.
Unas pocas vueltas más y todo igual. Es hora de llamar a la caballería: ¡¡Campanilla!! Tan maja como siempre, aguanta mi perorata al otro lado del teléfono y me da algunas ideas pero no conseguimos nada.

Me rindo. Voy a comer y dormir la siesta antes de que le prenda fuego al router.

El gran final: cuando levanto de la siesta funciona. Qué sospechoso. Igual no tenía línea...

En fin, que uno pretende volver y la primera en la frente.

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal